¿Cómo educar a un desobediente?

Uno de los retos más grandes a los que se tienen que enfrentar los padres es a educar a sus hijos. Realmente no existe ningún tipo de fórmula mágica o estrategia que puede llegar a funcionar en todos los casos. Lo único que tener en cuenta es que nunca es demasiado pronto para empezar con su educación y que será de vital importancia saber cómo funciona su mente para poder darle la estimulación que necesita en su desarrollo mental y físico.

Ahora bien, no siempre las cosas salen de la forma en la que esperamos en muchas veces nos tenemos que enfrentar a niños desobedientes que, por mucho que nos reforcemos, parece que no avanzamos.

Queremos ayudarte en este caso y por esta razón hemos preparado un pequeño listado de consejos que te van a venir muy bien para saber cómo educar a un desobediente.

niño desobediente

Algunas claves para conseguir una buena educación en los niños

-Lo primero que tienes que saber de ellos es que, desde que son muy pequeños, tienen la tendencia a imitar todo lo que hacemos, tanto lo bueno como lo malo. Por ejemplo, si nosotros acostumbramos a leer, ellos se sentirán más tentados hacerlo. Si ponemos la mesa, limpiamos o cualquier otro tipo de hábito correcto, ellos lo imitarán.

Muchos padres acusan a sus hijos de tener una actitud que se considera inadecuada… Pero lo peor de todo es que la han aprendido de ellos mismos. Conviene medir las palabras y las acciones delante de nuestros hijos para evitar problemas de cara al futuro.

-También es importante que te intereses por su opinión. De esta forma se sentirá querido y sabrá que tomamos en consideración todo lo que nos dice. Tiene que sentirse como uno más de la familia y que sólo podrá ser en el caso de que reciba la atención necesaria.

Muchos de los problemas que experimentan los adolescentes tienen su origen, precisamente, el no haber recibido la atención necesaria en la infancia.

-Tiene que aprender que todas sus acciones van a tener consecuencias. Además, en el caso de que los castiguemos, tenemos que elegir un castigo que sea proporcional, que realmente puedan cumplirlo. De nada sirve poner castigos demasiado absurdos o estrictos si luego, a la hora de la verdad, nosotros lo vamos a oportunidad. Una vez que se establece el castigo se ha de mantener hasta que este haya finalizado.

como educar a un niño

-Muchos padres aplican la sobreprotección sobre sus hijos. Tienen miedo de que, por ejemplo, se puedan caer en cualquier momento o darse un golpe con los elementos del entorno. Aunque es cierto que hay que controlarlos en todo momento también es de vital importancia que dejemos que corran riesgos. De esta forma aprenderán cómo funciona el entorno y ellos mismos sabrán cómo protegerse ante lo que ocurre en él.

-Por último, aunque no menos importante, es importante que reconozcamos nuestros errores. Si nosotros somos capaces de hacerlo tienes que saber que ellos también lo harán.

Sigue estos consejos y verás cómo la educación de tu hijo avanza por buen camino.


Posted in Sin categoría